Volver a La Torre de Soto… el «nidito de amor» de Alfonso VII