RUTA DE 5 DÍAS PARA CONOCER LA ZONA CENTRO DE ASTURIAS – Camín Real de la Mesa

Una ruta para disfrutar de la parte central de Asturias . Nos desplazaremos en coche para llegar a las diferentes zonas y disfrutaremos de espacios culturales, cuevas, pueblos, rutas de senderismo  y mucha mucha naturaleza.

DÍA 1 Tuñón – San Martín de Teverga | DÍA 2 San Martín – Yernes y Tameza – Entrago – San Martín | DÍA 3 Entrago – Pola de Somiedo | DÍA 4 Pola de Somiedo – Lagos de Saliencia – Belmonte de Miranda |DÍA 5 Belmonte de Miranda – Candamo

En tiempos del emperador Augusto, los romanos entraban en Asturias a través de cordales de la alta montaña que se abrían a profundas gargantas. El Camín Real de la Mesa fue una de las vías de comunicación más importantes desde esos ancestrales tiempos hasta el siglo XIX, y hoy es el paraguas bajo el que se articula el territorio.

DÍA 1Tuñón – San Martín de Teverga – 20.5kms

Día 1: La incursión al Camín comienza por los Valles del Oso, en los concejos de Santo Adriano, Proaza, Teverga y Quirós. La mejor opción para conocer estas tierras es adentrarse por la ruta con la que comparten nombre: la Senda del Oso. Construida sobre una caja de ferrocarril, es apta para todos los públicos y está salpicada de áreas recreativas. Dispone de dos ramales que se pueden recorrer a pie o en bicicleta (disponibles en alquiler). El original es el de Tuñón a Entrago, que mide casi veinte kilómetros. Cerca de la parte final parte otro brazo hacia Quirós que añade cerca de trece kilómetros más. La excursión puede completarse con la visita al Cercado Osero, ubicado dentro de la senda, en la que existe un recinto en el que viven osos en cautividad rescatados de unos furtivos.

DÍA 2 San Martín – Yernes y Tameza – Entrago – San Martín – 49.5kms

Día 2: El viajero ascenderá a su primera cumbre. Desde San Martín, a solo media hora de viaje, se eleva por encima de los 1.000 metros de altitud el Puerto de Marabio, que está formado por una extensa pradería de montaña. Junto a la Ermita de Santa Ana hay espacio para dejar el coche y pasear o para realizar una ruta circular que se completa en tres horas. Más adelante, en la carretera de Marabio, está Villabre. En la capital de Yernes y Tameza residen ya menos de un centenar de vecinos, pero se conservan intactas las construcciones típicas de la alta montaña. De regreso a los Valles del Oso, queda tiempo para acercarse al Parque de la Prehistoria, en San Salvador de Alesga, y conocer los mejores ejemplos del arte rupestre. A poca distancia, está Cueva Huerta, un conjunto kárstico con catorce kilómetros y medio de profundidad, de los que son visitables los primeros trescientos metros. Es imprescindible reservar con anterioridad. 

DÍA 3 Entrago – Pola de Somiedo – 51.8kms

Día 3: De los Valles del Oso a Somiedo. El viaje desde Teverga a Pola de Somiedo dura alrededor de cinquenta minutos, a través de las carreteras AS-265 y de la AS-227. En La Pola, está el Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes del Parque Natural de Somiedo, una primera parada para entender mejor el entorno. Un paseo por el pueblo sirve para completar la adaptación. El Ecomuseo de Somiedo profundiza en esa explicación sobre la conjunción de naturaleza y cultura. Está dividido en dos sedes. El primero, Los Oficios y la Trashumancia, está en Cauneado, a tres kilómetros y medio hacia el sur por la AS-227. Para llegar al segundo, La Casa Veigas, es necesario tomar la AS-227 en sentido contrario desde La Pola y adentrarse por la SD-1, en dirección a Saliencia.

 

DÍA 4 Pola de Somiedo – Lagos de Saliencia – Belmonte de Miranda – 65.8kms

Día 4: La montaña también hay que recorrerla a pie y Somiedo ofrece múltiples opciones. Una alternativa interesante para una jornada de ocio en la naturaleza son los Lagos de Saliencia. La ruta completa de Saliencia (con los lagos de Cueva, Calabazosa, Saliencia, Cerveriza y El Valle) tiene una extensión de catorce kilómetros y medio (sólo ida), que se pueden recorrer en unas cuatro horas y media. También tiene una versión corta de 7 kilómetros, que excluye El Valle y que se camina en unas dos horas. El punto de partida de ambas está en el Alto de la Farrapona, al que hay que acceder por una pista preparada para el tráfico. La segunda opción – más idónea para los amantes de la etnografía y la cultura – es la ruta de La Pornacal, que parte de Villar de Vildas, un pueblo al que se accede a través de un desvío en Aguasmestas. Esta braña conserva 32 teitos, que son edificios con cubierta vegetal que servían como vivienda y cabaña de ganado. La ruta más corta tiene una longitud de cuatro kilómetros y medio, y puede prolongarse hasta Braña Viecha.

 

DÍA 5 Belmonte de Miranda – Candamo – 40.2kms

Día 5: El viaje continúa rumbo al norte, por la AS-227, hacia Belmonte de Miranda. En sus calles, el Aula del Oro, habilitada en la antigua cárcel, recuerda al viajero que está en una cuenca aurífera. La siguiente parada ya es en el casco urbano de Grado, una villa que dispone de conjunto histórico artístico protegido, en el que destacan el Palacio de Miranda-Valdecarzana, los restos de la muralla, las capillas y los palacetes de indianos. Para completar la ruta que los romanos seguían a través del Camín Real de la Mesa, hay que viajar a San Román de Candamo, desde Grado por la AS-237, para visitar la Cueva de La Peña, que alberga pinturas de arte rupestre descubiertas en 1919 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es necesario comprobar fechas de apertura y reservar con antelación.


 

MÁS LUGARES EN EL CAMÍN REAL DE LA MESA


SEGURO QUE PODÉIS INTUIR LOS LUGARES TAN MARAVILLOSOS  PARA DISFRUTAR EN ESTA ZONA,  AQUÍ OS DEJAMOS UN ENLACE CON TODOS LOS ALOJAMIENTOS QUE PODÉIS ENCONTRAR (EL CONTACTO ES DIRECTO CON LOS PROPIETARIOS)

 

TODOS LOS ALOJAMIENTOS DE LA ZONA CON CONTACTO DIRECTO AL PROPIETARIO

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

Deja una Respuesta

*